Concejo Deliberante Locales

Fecha: Lunes, 23 Julio, 2012 - 05:12

Vóley con Espina

Sigue la polémica en torno a la forma en que el Coprotur administró 14 millones de pesos provenientes de fondos públicos. El viernes 13 se presentó en el recinto Rubén Dialuce; el miércoles 18 fue el turno de Soledad Espina. Oficialismo y oposición sostuvieron una dura polémica por el modo en que debía brindar explicaciones.

Los 14 millones de pesos que el Consorcio de Promoción de Actividades Turísticas (Coprotur) recibió de parte del Estado municipal para financiar actividades durante el electoral 2011, último año de gobierno efectivo del ahora licenciado Cristian Breitenstein, se constituyeron en uno de los temas del año desde que se conocieron los números del ente, presentes en la Rendición de Cuentas anual que el Ejecutivo remitió al Honorable Concejo Deliberante (HCD) para su consideración y aprobación.
Cabe recordar que, en principio, el consorcio había sido pensado como un ente mixto que se nutriría de financiamiento público y privado para la proyección de una imagen turística de la ciudad. Pero, en los hechos, sólo recibió aportes de la comuna. Las irregularidades en torno al funcionamiento del Coprotur y el modo en que administró el dinero recibido se convirtieron en motivo incluso para la presentación de una denuncia penal por parte de concejales de los bloques opositores de Integración Ciudadana (IC) y la Unión Cívica Radical (UCR). Los ediles fueron aceptados como particulares damnificados la última semana, según consta en una resolución firmada por el doctor Guillermo Mercuri, a cargo del Juzgado de Garantías 2 de nuestra ciudad. Ello implica que quedan habilitados a “ofrecer prueba, asistir a audiencias y eventualmente apelar algunas resoluciones”, según informaron los propios bloques en un comunicado conjunto emitido el jueves 12.

Partido de visitante
El viernes 13 de julio concurrió al recinto Rubén Dialuce, uno de los organizadores del Mundial Juvenil de Vóley que se disputó en nuestra ciudad el año pasado. Dialuce aparece como titular de tres facturas hechas al Coprotur, por un total de más de medio millón de pesos. Por ello, el cuerpo deliberativo decidió aprobar durante la sesión del jueves 5 de julio el proyecto que proponía citarlo a brindar explicaciones ante los ediles. Durante el mismo plenario, también quedó aprobada -en este caso, por unanimidad- la convocatoria al arquitecto Marcelo Lenzi, subsecretario de Planificación municipal y organizador de la Feria Tecnológica “Una Sola Bahía”. Lenzi se presentó en el recinto el lunes 16, el mismo día en que se conocieron declaraciones periodísticas del intendente licenciado y actual Ministro de Producción bonaerense Cristian Breitenstein, quien deslizó que no se presentaría en el HCD ante una eventual citación ya que el tema debía recorrer los caminos judiciales en que se encuentra.
Durante su presentación, Dialuce indicó que sus honorarios fueron de 140 mil pesos. “Sin deducir impuestos”, aclaró. “Por cada factura, tenía una nota adjunta por cada cosa que se iba haciendo y se las presenté a la Municipalidad”, expresó también. Además, refirió que “las necesidades del Mundial fueron (dándose) día a día. Todos los días cambiaba el plan de trabajo. Le doy un ejemplo simple: un día antes (de la inauguración) del Mundial, vino un filipino de la Federación de Vóley con un termómetro y dijo ‘la temperatura no da, acá no se juega, se lleva todo a Buenos Aires’. Contra viento y marea, tuvimos que conseguir caloventores y tubos para calentar el estadio. Por ese problema se gastaron casi 30 mil pesos. Como esos problemas, había mil”.
“Cada vez que había que hacer algo, yo salía a averiguar precios y le preguntaba a (Sergio) Paladino si eran del agrado de ellos esos números”, agregó.
En el marco de su exposición, Dialuce mantuvo un fuerte cruce con el concejal del Frente Amplio Progresista (FAP) Manuel Mendoza, a quien objetó el tratamiento que dio al tema ante los medios de prensa. “En un periódico llegó a salir que ‘si quieren ver a un tipo feliz, vayan a verlo a Dialuce’. Y daban la dirección de mi casa. ¿Hasta dónde van a llegar?”, preguntó en el marco de la discusión con el edil.

Una Espina en el costado
El miércoles 18, en tanto, estaba previsto que la edil del Frente para la Victoria- Partido Justicialista (FpV- PJ) Soledad Espina, quien ofició como tesorera del Coprotur durante el ejercicio que es objeto de cuestionamientos, ofreciera explicaciones a los ediles que forman parte de la comisión especial del HCD que estudia el tema.
Pero ya desde las primeras horas de la mañana, concejales del oficialismo y de la oposición se enfrentaron, primero en público y luego en privado, por la modalidad que debía revestir la presentación de Espina: mientras desde el oficialismo se impulsaba como escenario a la sala de Presidencia del cuerpo, la oposición entendía que la concejal debía exponer en el mismo recinto deliberativo por el que pasaron todos los actores vinculados al tema.
La primera de las opciones ofrecía a Espina un ámbito cerrado, donde solamente dialogaría con algunos de los concejales y no con el total, la prensa o el público en general, problema al que debería enfrentarse en caso de exponer en el Salón de Sesiones del edificio legislativo.

Voces
Al respecto, varios concejales del oficialismo y la oposición aceptaron dialogar con la prensa para dejar sus opiniones. Patricia Piersigilli, por la UCR, manifestó que “lo que corresponde en un sistema democrático es que este tipo de reuniones sean públicas, abiertas a todos los concejales y al público en general, con lo que no entendemos por qué la concejal Espina no baja. Si bien fue citada para que dé explicaciones, el marco para darlas no es otro más que éste”.
En la misma línea, Piersigilli cuestionó que Espina siguiera ejerciendo el rol de concejal mientras avanzaban los debates y cuestionamientos en torno a un tema en que se veía incorporada en un rol principal. En ese sentido, indicó, el mayor problema que se presenta a la edil oficialista “es que ha firmado el Balance, que genera muchas dudas. Creo que todos los concejales y el público en general merecen saber qué es lo que ella opina y qué puede aportar al respecto”. “No puede desconocer que es una concejal que está representando a todo el HCD en el Coprotur, con lo cual todos los concejales tienen derecho a requerir los informes que consideren necesarios”, concluyó.
Su compañero de bancada Roberto Ursino, en tanto, opinó que “es vergonzoso que no baje un concejal a hablar con el resto del cuerpo, donde cada concejal tiene preguntas para hacerle. Nosotros creíamos que hoy podíamos evacuar algunas dudas, pero se ha encerrado en la presidencia y no quiere bajar”. A su vez, el edil radical anticipó que se encontraba en estudio la posibilidad de citar a Espina desde el cuerpo en su conjunto.
En cuanto al Balance presentado, Ursino lo calificó como “un dibujo, con algunos papeles que han podido juntar. El contador que lo hizo no se hace responsable, por lo que tenemos muchas dudas y, para nosotros, no tiene ninguna fundamentación técnica”.
Desde el bloque oficialista, en tanto, el ex Secretario de Economía y Hacienda del municipio Ramiro Villalba opinó que la exposición de Espina debía darse en el marco de las reuniones “de la comisión especial, que se reúne los martes. En esta oportunidad, se pasó para el miércoles. La reunión es siempre a puertas cerradas, para tratar el tema lo más ágilmente posible. (Pero) aparentemente, en el transcurso de anoche, en algún sueño erótico, (los concejales de la oposición) decidieron bajar al recinto sin avisar a nadie. Soledad Espina está esperando en la Presidencia del cuerpo (sic)”.
“Los concejales invitaron a Espina a una reunión de la comisión especial, no para que baje al recinto”, repitió, antes de calificar como “un show mediático” al reclamo de los ediles de la oposición.

La voz de Espina
“Yo estaba invitada en el marco de la comisión especial. Y acá estoy, desde las 8 y media, esperando la reunión. Lo que hicieron (desde la oposición) fue bajar, llamar a medios y un circo del que no me voy a prender, porque no me parece sano para mí ni para aclarar nada”, dijo la propia Soledad Espina, en diálogo con la prensa.
“Estoy dispuesta a reunirme con mis pares. Porque me citaron. Pero la misma gente que me citó es la que está abajo (por el Salón de Sesiones), pretendiendo otra cuestión. Yo fui citada en el marco de la comisión especial para dar explicaciones. Pero no tenían ganas de escuchar. Tenían ganas de otra cosa: de generar un despelote (sic) mediático del cual no me voy a prender, porque me parece que no aporta en nada que yo grite, llore y me vaya a internar después, como le pasó a (Rubén) Dialuce”, insistió.
“No tengo nada significativo para esclarecer de lo que ellos teóricamente quieren. Por eso vine acá y llevo esperando una hora y media. Me pareció que era el ámbito en que se me podía preguntar y yo podía hablar. Y si en algún momento me requiere la Justicia, me voy a presentar. Pero, insisto, no le voy a hacer el juego que ellos quieren, para que un tipo violento me grite”, manifestó.
Acerca del Balance presentado, Espina aludió que “ocupé el rol de tesorera (del Coprotur) durante el año pasado, pero no soy contadora”.

No es salud
Por la tarde del miércoles 18, los bloques de IC, la UCR y el FAP difundieron un comunicado que, bajo el título “Sssssshhhh… el silencio de la concejal no es salud”, califica como “equivocada” a la “estrategia defensiva del oficialismo”.
En el documento, los ediles opositores opinan que la bancada oficialista se amparó en “una cuestión formal” para impedir que “ante sus pares la concejal Soledad Espina, tesorera del Coprotur, respondiera interrogantes vinculados con su gestión en ese ente”.
“No resulta justificable evitar el diálogo con los demás concejales sosteniendo que debía informar solo en el marco de la comisión especial. La presencia de otros funcionarios políticos y representantes de entidades del Coprotur en el recinto impone, en un marco de transparencia democrática, que la concejal brinde información en iguales condiciones”, opinaron los representantes legislativos en el texto.
“Por este camino el oficialismo impide el acceso a la información pública generando más preguntas que respuestas”, subrayaron para concluir.

Autor: Redacción EcoDias