Contra la precarización y la explotación infantil Economía social

Fecha: Lunes, 26 Marzo, 2012 - 16:23

Una falsa cooperativa “tercerizaba” a más de 100 trabajadores

La Justicia avaló el cierre de otra empresa mendocina que funcionaba de forma fraudulenta.

“Queda debidamente acreditado que la entidad ha funcionado en violación flagrante a los principios cooperativos básicos, y ha sido utilizada como instrumento sistemático de fraude al orden público laboral”, precisó el expediente judicial de la Cámara Nacional en lo Contencioso-administrativo Federal que ratificó el cierre de la Cooperativa de Trabajo Colonia Barraquero de la provincia de Mendoza, medida impulsada por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) en 2008.
La cooperativa de recolección, manipuleo, empaque y expedición de ajo funcionaba como una pantalla con el fin de precarizar trabajos rurales y de temporada. La entidad llegó a contar con más de 17 mil trabajadores en carácter de asociados que eventualmente se derivaban a la Agencia de Empleo en Mendoza y sus ramificaciones llegaban a San Juan, Catamarca, La Rioja Neuquén y Río Negro, entre otras provincias.
A cuatro años de la sanción efectuada por el Inaes, la Sala I de la Cámara Nacional en lo Contencioso administrativo Federal confirmó la medida de la autoridad de aplicación. De este modo, la decisión de la Justicia ratifica la condición de trabajadores precarizados en una presunta cooperativa que carecía de baños, agua potable, reparo para los asociados y cobertura médica.
El fallo, firmado por los camaristas Carlos Manuel Grecco, Clara María Do Pico y Rodolfo Eduardo Facio, asegura que “no consta de la documentación aportada que desde septiembre de 1990 hasta enero de 2003 se hubiera contratado una cobertura de seguros por accidente o brindado prestaciones médicas”.
No obstante a las pruebas que demostraban las irregularidades en su funcionamiento como cooperativa y la utilización de mano de obra infantil, ya once de los 104 trabajadores eran menores de 12 años, la jueza Olga Pura de Arrabal mantuvo una medida cautelar desde 2008 que protegía a los empresarios atrás de la figura de cooperativa de trabajo.

Fuente: Ansol

Autor: Redacción EcoDias