ÉPOCA DE CARTAS Cultura

Fecha: Martes, 22 Agosto, 2017 - 00:00

Un atelier

"¿Cuánto de excusa para compartir hay en pedir que nos envíen algo por correo postal? ¿Cuánta amorosidad cabe en dedicar un tiempo para redactar con lapicera una historia, dibujar saludos e ir al correo?", se preguntan Albana Álvarez y Alfonsina Brion, encargadas del área educativa de los Museos de Arte de la ciudad. Cuentan a EcoDias sobre el Atelier Postal, la propuesta educativa de este año.

"El Taller Postal anual, que hacemos para chicos en el que el intercambio postal es el que va ligando toda la actividad, con gente de diferentes partes del mundo", introduce Alfonsina Brion, mientras Albana Álvarez despide en la escalera a chicas y chicos que vinieron a jugar y a escribir cartas durante las vacaciones de invierno. "Cruzamos diferentes trabajos entre los chicos que vinieron a los talleres otro día, realizamos una recolección de materiales en el patio y con esos crearon una carta, una obra, colocamos la producción en un sobre y eso les va a llegar por correo a otro chico o chica que haya participado". Otra de las propuestas fue un tesoro escondido, "planeamos una especie de renglones en las paredes para hacer una experiencia surrealista de cadáver exquisito entre los grupos, para hacerse de los materiales tienen que seguir pistas que los llevan por todo el museo y encontrar esas palabras con las que van a formar los poemas, la idea es que surjan diferentes preguntas".

Trabajo anual

El Atelier Postal se dicta sábado por medio, trabaja con un grupo fijo y se trabaja de forma intensiva, "son entre dos y tres horas". La trayectoria del área educativa dentro de los Museos de Arte es mucho más larga, y remonta a "hace tres años que hacemos el taller anual, de marzo a diciembre, tratamos de buscar una experiencia que no sea específica de las Artes Visuales". El primer año se realizó una huerta en el patio, "terminó con la residencia Cosecha y los nenes del taller cosecharon todas las verduras del patio". El segundo fue un bestiario fantástico, para ello "visitaron diferentes lugares de la ciudad y fueron creando una bestia híbrida", recapitula Brion.
Este año se dedicaron a transmitir la experiencia postal, "siempre tenemos ganas de divertirnos, de experimentar con cosas que los nenes no tienen la oportunidad, quizás nosotras sí le mandamos alguna carta a un amigo, en realidad los chicos que vienen al taller conocen otros medios donde no se espera para la respuesta, se pierde esa sorpresa e incluso a nivel escritura se pierde, mando un mensaje por teléfono y me responden casi inmediatamente, en cambio con la carta hay que esperar 15 días o un mes, y eso también crea expectativa. No sabemos qué dice, no sabemos nada".
El enriquecimiento de estos mensajes construidos con tiempo para crear tiempo se ve en otro aspecto, "cuando le escribimos a artistas indagamos en el taller sobre su obra, mostramos fotos, videos y a veces imágenes de su propio taller y se le envía un montón de cosas: preguntas, obra y todo lo que los chicos quieran mandar en un sobre". La carta se va de viaje y al tiempo, cuando muchos casi se habían olvidado llega una respuesta, "algunos artistas mandan más preguntas, otros libros o tesoros, ahora recibimos una obra en rompecabezas así que la vamos a armar en el taller, cada artista recibe un papel para que le de a otra persona y esa persona también se va a sumar a la cadena de correspondencia". Brion y Álvarez aseguran que a medida que llega correspondencia, todos los integrantes del taller se van sintiendo un poco en esos lugares de origen.

Lo que viene es un misterio

Las producciones finales del taller no siempre están predeterminadas, "a fin de año no sabemos si vamos hacer postales o una muestra con todas esas cartas que nos llegaron, pero vamos a tener una actividad o tipo de exposición". Paciencia y espera son las experiencias obligadas a la hora de la carta, "por lo general en la educación formal se está acostumbrado a hacer actividades que comienzan y que terminan, que se resuelvan de manera favorable, pero una carta quizás no llegue, no nos llegue a nosotros". Con un gran buzón intervenido empieza la construcción y la escritura de la carta, el conocimiento del destinatario, la producción final de la misma y el envío, "ahí empieza un proceso de espera que está buenísimo, a veces en el buzón a los 15 días hay una respuesta, a veces no, a veces encontramos impuestos de otros vecinos o cartas equivocadas, que también forman parte, y lo interesante y lo que pensamos trabajar desde la actividad es el fomento de la paciencia, del goce a través de la espera". Es así que la para ver la cosecha de aquella huerta museológica hubo que esperar un año entero, "empezamos desde el almácigo hasta poder arrancar las verduras, en el medio ver qué hacíamos con los caracoles". En el caso del Bestiario, "los chicos trabajaron con su misma criatura desde marzo, es un trabajo que va creciendo de a poco, la idea es trabajar procesos".
¿Qué pasa cuando llega una respuesta postal? "Se arma un griterío", confiesa Brion. Asimismo, cada muestra en los Museos de Arte genera un movimiento en el grupo de trabajo, y no se puede evitar, "como la sala de trabajo está al fondo pasamos y charlamos sobre la muestra, eso también constituye parte del taller, desde que los artistas vienen a montar hasta que el público visita, los chicos son muy frescos en ese sentido y hacen una entrevista espontáneas maravillosas, también vamos pensando y mechando la curaduría de las muestras en el taller". También se generan recorridos y charlas.
Mientras se concretaba la colocación del buzón, llegó al Atelier una sorpresa más grande que una carta, Juan Rey, un artista al que le habíamos escrito visitó y compartió la jornada de trabajo postal. "Le preguntamos por su obra, su ámbito de trabajo y un montón de cosas que habíamos visto de su producción. Nos detuvimos en el uso de avioncitos de papel como material para hacer arte, lo que llevó a charlar también de la amistad" contaron las talleristas.

VISITAR NO ESTÁ DEMÁS

Docentes y alumnos de diferentes niveles pueden pedir información sobre las muestras y artistas expuestos, una guía introductoria para trabajar previamente en el aula y solicitar recorridos acompañados vía correo electrónico a areaeducativamuseosdearte@gmail.com.

Autor: Redacción EcoDias