SOCIEDAD Locales

Fecha: Martes, 7 Marzo, 2017 - 00:00

Tiempos de tecnología inteligente

"¿Qué es la tecnología electrónica? ¿Qué tecnologías se pueden fabricar en Bahía Blanca? ¿De qué hablamos cuando decimos que queremos hacer un celular?" fueron los interrogantes que planteó el Dr. Pedro Julián, especialista en Control de Sistemas, durante uno de los cafés científicos del ciclo 2016, más tecnológico que nunca.

"Hoy vivimos rodeados de tecnología, tenemos teléfonos celulares, tenemos televisores inteligentes y un montón de dispositivos en el hogar que pueden limpiar el piso o avisarnos de múltiples cosas. Qué significa hacer esos dispositivos, esa tecnología, cómo se puede hacer, sobre todo más importante, en Argentina nos ubicamos en un rol de usuarios, de consumidores de toda esa tecnología inteligente, no de productores: ¿Cómo podemos llegar a ser productores, para eso lo que tenemos que llegar a ver cómo se hace?", interrogó al público presente en la Casa Coleman, mientras la jornada atraía a interesados y curiosos. Es cierto, que hace unos años atrás "era mucho más simple, si uno desarmaba una radio la abría y veía múltiples piezas, las conectaba y salía la radio andando", afirmó con picardía.
Sin embargo, los aparatos cotidianos que manipulamos son dispositivo inteligentes,  verdaderos desafíos para quienes gustan de desarmar. " Hoy si uno abre un celular, que es el dispositivo inteligente que todo el mundo asocia en primera instancia, uno ve una pantalla, una batería, una carcaza y después una placa con 3 o 4 chips grandes y no hay nada más. ¿Podemos hacer en Argentina una plaqueta, y qué pasa si la hacemos en China, nos sale más barato, quizás podamos hacer los planos acá y mandarla a fabricar en China, eso nos conviene? ¿la plaqueta es lo que más valor agregado tiene? ¿qué pasa con los chips? Un chip de un celular tiene miles de millones de transistores que están ahí adentro y están todos interconectados, ¿cuál es el valor agregado de eso?¿cómo se diseña?¿qué tipo de herramientas o software hace falta? ¿qué conviene más hacer ese chip o hacer las herramientas que hacen el chip?", formuló el profesional.
La tecnología inteligente es un concepto que refiere a dotar a un dispositivo determinado con una programación lógica que responderá de una manera racional bajo un estímulo sobre sus sensores. Un ejemplo es el del televisor inteligente, programado para ahorrar energía cuando sus sensores detectan que ninguna persona lo está utilizando y pasa al modo de ahorro.

Made in Argentina

"Hace 2 o 3 años dentro del Consorcio Tecnópolis del Sur, nos planteamos un ejercicio de estudiar la factibilidad de hacer un chip en Argentina. El producto que se eligió fue el de un smart TV, un televisor inteligente, después de ese estudio llegamos a la conclusión de que se podía hacer en el país, en 2 años y con un costo de 20 millones de dólares, con la gente que había en Bahía Blanca y durante 3 años si ese producto se incluía en el 70% de los smarts tv del país se podía recuperar toda la inversión y generar más capital para un nuevo proyecto", enfatizó.
Según el especialista "la tecnología electrónica tiene un ritmo vertiginoso, al extremo que el teléfono que uno diseña hoy dentro de un año no sirve. Hacer un teléfono requiere para una compañía grande, experimentar 9 meses o 1 año de desarrollo, sobre tecnologías que no están disponibles. Esto requiere que haya todo un concierto industrial desde máquinas, equipos, herramientas, software, que se tienen que ir preparando para que de acá a 1 año o 2 años estén dadas todas las condiciones para que ese producto se haga. Esto es tan complejo, que todas las empresas incluso instituciones de investigación han formado un consorcio que va determinando los hitos que hay que ir alcanzando año tras año con un horizonte de 10 años. Hacer tecnología requiere mucha planificación, esto es fundamental".
"En el año 1972 en Tierra del Fuego se comienza el régimen de producción electrónica. En la misma década, Taiwan comienza con la industria electrónica a hacer lo más bajo de la producción, manufactura y empaquetado" historizó. Los procesos de avance dejaron a Taiwan lejos de la producción argentina. "Durante los ´80 y en adelante, Taiwan va planificando qué hacer y llega hoy día a lograr hacer los circuitos integrados más complejos del planeta, tecnologías de 14 y de 10 nanómetros. Esa planificación hizo que Taiwan sea la quinta economía del mundo asiático y que un país con la mitad de población que la Argentina exporte 6 veces más en valor con más o menos el mismo producto bruto y con una superficie de tierra un poquito más grande que Tierra del Fuego, donde el eje central está cubierto por montañas, eso es un ejemplo de lo que es la planificación hace y que es lo que la falta de planificación no deja hacer".
El costo de no planificar lo que uno quiere hacer es muy alto. "Bahía Blanca tiene el potencial humano para poder participar de esta actividad, si esto se logra no será de casualidad, nuestra ciudad es un grano de arena en el mundo tecnológico y necesita un genuino esfuerzo coordinado para poder reclamar una oportunidad y convertirse en una ciudad moderna y próspera como más y mejores oportunidades para las futuras generaciones", entusiasmó. "Hoy por hoy hacer un chip de estas características para smart TV o para algún producto equivalente sigue siendo totalmente factible y solamente está a la espera de que todas las fuerzas en este país nos pongamos de acuerdo para hacerlo".

Autor: Redacción EcoDias