BUENAS PRÁCTICAS Ecología

Fecha: Martes, 13 Junio, 2017 - 00:00

Sumarse suma

"Sumá te a ser un ecoeducador" es la invitación de Ecoclubes Bahía Blanca junto a Cooperativa Obrera, una iniciativa que contagia compromiso con el ámbito local.

"El público que queremos que venga es el que está interesado, ya sea docente de nivel Inicial, Primaria, de secundario o universidad o bien personas que quieran hacer trabajo comunitario en un club, en un barrio o personas que simplemente quieran accionar en su hogar, en su familia, en su entorno, en su edificio, en su cuadra. Queremos que se vayan haciendo pequeñas acciones concretas, puntuales y que sean sostenibles en el tiempo" afirmó Sandra Vissanni, responsable de la iniciativa. El curso taller se dictará una vez por semana y es una propuesta libre y gratuita.

Simple y sencillo

"Todos los temas propuestos se van a dar de forma simple pero con todos los tips para poder hacer nosotros mismos. Ser ecoducadores para que no necesitemos herramientas o dinero para poder implementar medidas en el cuidado del medio ambiente". Ecoclubes y Cooperativa Obrera tomaron en muchas ocasiones la iniciativa de animar a la sociedad en una vida más sustentable,en 2008 se organizó un encuentro nacional de Ecoclubes bajo el título la Fiesta Nacional de Reciclaje, también en los cursos de facilitadores se impulsó la formación de nuevos Ecoclubes.
"En el mes de julio es el aniversario 25 del Ecoclub de Paraná, que es uno de los primeros que hubo. Esto nació en la provincia de Santa Fe, se expandió en provincias argentinas y después se difundió a todo el país, y también a otros países. Creció, fundamentalmente, en pequeños pueblos porque es más fácil su accionar y después llegó ciudades grandes como Bahía Blanca, Rosario, llegó a ciudades todavía más grandes y no es tan fácil de sobrellevar. Con Eco Rojo la labor tiene 15 años, surge en ese momento en el seno de la Cruz Roja, empezamos hacer a acciones y nos preguntamos por qué no organizar un ecoclub local", contó Vissanni. "Somos cuatro de los facilitares de ese tiempo y un grupo de 15 personas que son jóvenes y adolescentes, ojalá que después del curso algunas personas se quieran sumar".
El voluntariado implica tiempo y compromiso, "en los tiempos que corremos es difícil lograrlo, estoy en Ecoclubes desde hace 18 años y unos 15 años fui voluntaria de Cruz Roja". Sin embargo, frente a la escasez de tiempo se pueden realizar otro tipo de acciones para impulsar "que cada individuo accione sobre su entorno inmediato o más grande, que pueda salir de este curso taller y pueda implementar que vea y le guste, hay mucha gente que hace cosas dentro de su propia familia, eso es crearle hábitos a los hijos y a su entorno cercano, eso es muy bueno".
El curso abre la posibilidad de repensar ventajas y desventajas que nuestra ciudad posee. "Nos quejamos de cosas simples, la recolección de residuos en Argentina es puerta a puerta y todos los días, hay veces que marcar hábitos y acciones en el barrio para juntar en algún lugar aquellos residuos que pueden ser recuperados es algo muy sencillo, se puede implementar, lo que se necesita es tener la continuidad de que no se acumulen sino que tenga un destino seguro. Hay muchos lugares donde se pueden llevar el cartón, el plástico, el metal, qué podemos para cuidar el agua, tips de energía que son muy simples, cómo hacemos para mejorar el suelo y hacer una huerta, pequeñas acciones que vamos a ir dando en el taller".

Innovación

El curso está destinado a un público a partir de los 16 años hasta adultos mayores. El paradigma de la formación es innovador, "hoy sería imposible convocar al voluntario no porque la gente no tenga ganas sino porque no tiene tiempo, hay un montón de cosas que se necesitan para ser un voluntario activo". Esta acción en el camino de la educación genera mayor independencia para quienes opten por realizarla "porque puede generar una actividad en el tema que sea, del barrio en el que viva o en un edificio que habite, algo que no es un dictamen del Estado- que debiera poder hacerlo- pero al estar lejos de estas acciones porque ni siquiera hay acuerdo en los colores para las bolsas, también se está trabajando activamente y dentro de unos años se logrará como en otros países que los colores de clasificación traspasen los puntos limítrofes".
"Pequeñas contribuciones del cuidado del medio ambiente en el tema que sea hace que eso pueda contagiar y eso llega al Estado local, provincial y más allá de los políticos que van pasando, y quienes comienzan a cambiarse, pasan a ser parte de un reglamento" afirmó Vissanni. "La gente es mucho más conciente que hace unos años atrás, tiene que ver con que en algún momento se corta el agua o no hay energía, eso que es gravísimo y nos recuerda que deberíamos cuidarlo. Hay que acordarse de la crisis del agua, no cuidar solamente cuando no tenemos sino cuidar todo el tiempo para no dejar de tener". La coordinadora aseguró que frente al dictado de un taller suele solicitarse una segunda entrega, que están dispuestos a organizar.

SE EXTIENDE INVITACIÓN

"El curso taller es libre y gratuito, cada uno de los jueves vamos a tocar un tema distinto, comienza y finaliza en cada encuentro, se pueden sumar al jueves que puedan". Las fechas de los mismos son 8, 15, 22 y 28 de junio. Las temáticas a abordar serán agua, suelo, alimento, albergue, energía, conducta y clima.

Autor: Redacción EcoDias