Otra reforma educativa Educación

Fecha: Lunes, 12 Septiembre, 2011 - 13:35

Resistencia

En la Asamblea del  Suteba local, docentes, directivos, alumnas y alumnos decidieron elaborar petitorios para expresar su oposición a la reforma de la rama de Adultos, que incluye a Bachillerato, CENS y el tercer ciclo de las escuelas generales básicas. 
“Invitamos a todos aquellos que quieran participar en defensa del Bachillerato para Adultos y contra esta reforma inconsulta” anuncian los miembros del sindicato docente. La preocupación por estas modificaciones se hace extensiva a una pérdida de identidad de la Educación de Adultos, proponiendo la incorporación de alumnos de 16 años, que más que ser una medida que atienda a la inclusión, atente contra ellos, arrastrándolos a mayores fracasos.  
En sucesivas reuniones se discutieron las modificaciones de la rama. “Se hace necesaria la visibilidad del tema”, asegura Raúl López, titular del sindicato.  

De qué se trata 
Si bien ya en 2010 se hablaba de una reforma, la sorpresa llegó en la última jornada institucional, el 15 de julio pasado. “Hoy el estado provincial toma la determinación política de recortarla, quitando del 3° ciclo los equivalentes a los años 7°, 8° y 9°”, denuncia el documento. Lo que evidencia que alumnas y alumnos ingresarán a la Secundaria de Adultos con grandes desventajas en sus aprendizajes. Sin olvidar, que todavía muchos sectores sociales y políticos siguen declamando la tan deseada calidad educativa.  “Al limitar la primaria de adultos en una estructura organizativa que sólo alcanza el sexto año del nivel primario se vuelve a marginar a un gran porcentaje de la actual matrícula del tercer ciclo que no está preparada para dar respuesta en una escuela secundaria de adultos, en lo que se refiere al ciclo de formación básica. El alumno del tercer ciclo actual es muy particular, sólo con un buen seguimiento en toda su problemática llega a superar las múltiples dificultades que no le permiten llegar a continuar sus estudios”. 

Por qué oponer resistencia 
Históricamente la rama de Adultos, hoy convertida en modalidad, respondió a las necesidades sociales de alfabetizar y promover la educación permanente de quienes por diferentes motivos quedaban excluidos de la educación formal. Los objetivos de la Educación de jóvenes y adultos han estado relacionados con el fortalecimiento de la autoestima y su identidad, una mayor participación, tendientes a un desarrollo y bienestar de la sociedad, “aprender progresivamente a emprender”, como aseguran los docentes. En todos los casos, el título habilita a seguir el siguiente nivel educativo o la posterior incorporación a un puesto laboral, con mayor dignidad. 
Un caso especial son los centros de enseñanza de nivel secundario: “La mayoría de los distritos no tienen CENS, el nuestro tiene una creación muy reciente, y la superpoblación de alumnos hace que no se los pueda atender brindando un servicio presencial que un porcentaje alto requiere y en consecuencia, que la calidad de la enseñanza se deteriore”, afirman los docentes de adultos. 
Respecto a lo organizativo, esta transformación avasalla servicios fundamentales. Progresivamente se irá perdiendo la tarea del preceptor, no se contará con bibliotecario, ni tampoco con asistentes pedagógicos y técnicos, como los ayudantes de laboratorio y/o informática. 
Además, a las iniciativas mencionadas, la propuesta de transformación suma una carga horaria como trabajo fuera del aula, “incurre en la falacia de computar como horas cátedra a horas personales del alumnos para sus actividades domiciliarias. Más falaz aun cuando los que trabajamos en Adultos sabemos hasta el hartazgo que la mayoría de las veces el tiempo de las actividades coincide con el tiempo de la asistencia a clase”, advierte la declaración conjunta de los trabajadores.

La protesta 
Frente a estas medidas, los docentes de adultos consideraron: 
- Mantener la identidad de Adultos, siendo el educador de Adultos quien enseñe en el tercer ciclo o en el ciclo de formación básica de la actual propuesta. 
- Trabajar en el logro de una mejor calidad de los servicios, incorporando horas de Inglés, Educación Física, Artística y talleres optativos, que enriquezcan la formación de adolescentes y adultos en el transcurso de su educación primaria. 
- Apoyar la continuidad de la enseñanza secundaria con orientación, según los intereses del alumnado. 
- Trascender la lucha, más allá de la fuente laboral, pero siendo conscientes de que está en peligro. 
- Habilitar espacios de consulta e información, " ya que somos los educadores de adultos (las bases) quienes estamos en contacto con la realidad y sabemos cuál es la mejor propuesta para el alumno”. 
Mediante los petitorios, que ya están siendo firmados en los establecimientos educativos, se solicitará a las autoridades de Inspección se estudien las sugerencias propuestas, se hago manifiesto el descontento y el alcance de esta reforma. “Consideramos que no se ha realizado una consulta real, democrática y representativa de todos los sectores. No se sostiene en fundamentos válidos, sigue la lógica de las reformas neoliberales, basada en falacias y preconceptos respecto de la educación de adultos y el trabajo docente. No se explicita el cómo de dichos cambios, ni sus consecuencias, así como tampoco se hace referencia al presupuesto destinado para solventar tamaña transformación”, culmina el escrito.

Autor: Redacción EcoDias