LA CRITICA Cine

Fecha: Martes, 17 Abril, 2018 - 00:00

Ready Player One

Por sexta vez en su dilatada filmografía Steven Spielberg versiona una novela de ciencia ficción.
En este caso es la exitosa Ready Player One escrita por Ernest Cline y editada en 2011, que como su título indica -es una conocida frase introductoria- hace foco en los videojuegos.
Se desarrolla en un 2045 superpoblado y hambreado, pero con un refugio en OASIS, el atrapante universo virtual donde cada jugador puede ser lo que quiere y cómo quiere y también hacer una cacería del tesoro, porque al morir su solitario creador lo dejó su fortuna a quien desentrañe acertijos y sortee obstáculos hasta obtener las tres llaves mágicas que abren la puerta a un futuro millonario.
Adolescente, huérfano y pobre, Wade vive sólo para seguir las pistas e intentar ganar, aunque para lograrlo deba pedir ayuda a su mejor amigo y a la chica de sus sueños.
Una trama con estructura binaria no tanto por el ambiente geek, como por las idas y vueltas de la realidad distópica -rodada en fílmico- a la virtualidad -rodada digitalmente- de OASIS, plagada de referencias a la cultura popular de los años 80 y `90.
Tantos guiños -Easter Eggs para los anglófonos- como para apabullar, aunque Cline -que participó de la producción como guionista junto a Zack Penn- los fundamentase en la nostalgia de uno de los personajes y la propia.
Varios apuntan al propio Spielberg, que caballerosamente dejó uno sólo a Jurassic Park (1993) en la búsqueda de la primera llave y prefirió hacer varios a sus colegas.
El mayor para Stanley Kubrick, que es su director favorito y también pionero del género y la utilización de FX con 2001: Odisea del espacio (1968), en una escena que no estaba en el original literario y para los cinéfilos casi justificaría el precio de la entrada.
Gran traslación cinematográfica -el ejercicio de leer la novela y compararla con el film podría ayudar a cualquier estudiante de guión- con un CGI tan esencial como impresionante y un casting adecuado en el que destaca Mark Rylance, a pesar de la brevedad de su intervención.
Diversión de alto vuelo con mucho de fan servicie y una moraleja obvia -algo que viene del original literario-, pero decididamente disfrutable.

Dirección: Steven Spielberg
Guion: Zak Penn & Ernest Cline
Fotografía: Janusz Kaminski
Música: Alan Silvestri
Intérpretes: Tye Sheridan, Olivia Cooke, Lena Waithe, Simon Pegg, Mark Rylance.
Origen: USA - 2018
Clasificación: Sólo apta mayores de 13 años

Autor: Silvana Angelicchio