Programa de seguridad alimentaria Salud

Fecha: Lunes, 21 Mayo, 2012 - 14:16

Prevenir y atacar la desnutrición

Se lanzó a nivel municipal el programa de seguridad alimentaria “Protegiendo la Niñez”, cuyos objetivos son la detección temprana de chicos con riesgo de desnutrición y también la atención de niños que ya estén con esa grave problemática.

El Centro Histórico Cultural de la Universidad Nacional del Sur fue el lugar elegido para el lanzamiento del programa de seguridad alimentaria “Protegiendo la Niñez” el cual fue elaborado por el Equipo de Seguridad Alimentaria de la Secretaría de Salud municipal.
La idea es, con una serie de herramientas multidisciplinarias más una tarjeta de compra de alimentos para las familias, trabajar la problemática de la desnutrición en niños y niñas, tanto en casos ya establecidos como en aquellos donde exista riesgo de padecer la problemática.
EcoDías entrevistó al subsecretario de Salud, doctor Federico Bugatti quien brindó más detalles al respecto y explicó los pasos previos que llevaron al actual programa: “El programa es en realidad un relanzamiento porque había un programa de complementación alimentaria que consistía en la entrega de un bono a aquellos pacientes que ingresaban al programa viejo, un bono de la cooperativa con una serie de alimentos. Eso en su momento había funcionado bien pero nosotros cuando asumimos la gestión y charlando con los trabajadores que son los que ejecutan el programa, veían algunas falencias. La propuesta fue que los trabajadores que estuvieran motivados en trabajar el tema de la seguridad alimentaria y no solo de la desnutrición sino el concepto de seguridad alimentaria que es un poco más amplio, formaran un equipo de gestión”.
Fue de esa manera, que lograron reunirse dos pediatras, dos trabajadoras sociales, una licenciada en Psicología y una licenciada en Enfermería, entre otros profesionales, que trabajaron durante todo el año 2011 en la reformulación del programa: “El éxito del programa es que la gente que tenga que entrar salga lo antes posible y no que esté permanentemente. Fundamentalmente lo que nosotros veíamos es que muchas de las situaciones que tienen que ver con cuestiones de bajo peso no son exclusivamente alimentarias sino que tienen que ver con algún proceso de estímulo, de cuestiones psicosociales, más que de falta o carencia de alimentos”. A partir de esto, se armó un protocolo de trabajo además de las reuniones de áreas programáticas que se hacen en cada uno de los distintos lugares con los equipos de salud: “para ir perfeccionándolo, se pulió, se hizo todo el instructivo y se hizo el lanzamiento”.

Detección temprana
Consultado sobre los objetivos fundamentales del programa, el doctor Bugatti explicó que estos remiten principalmente a anticiparse a los casos de desnutrición: “Fundamentalmente la detección temprana, anticiparnos, cuando el chico tiene bajo peso o tiene ya un grado de desnutrición probablemente el sistema haya llegado tarde y como nosotros tenemos la chance en los controles de niños sanos de ir viendo la evolución de los chicos, tener el alerta temprano para que no caiga en una situación de bajo peso y ya se ponga un equipo a trabajar con esa familia”.
Obviamente también se trabaja con aquellos casos ya instalados a través de la recuperación, el seguimiento y el estímulo: “Lo otro de novedoso que tiene el programa distinto al del año pasado es que se cambia ese bono por una tarjeta donde el paciente tiene más libertad de acción en cuanto a la compra, que también tiene que ver con un proceso de autonomía de los pacientes que a nosotros nos parecía central remarcar”.
Si bien es reciente, contando a quienes ya estaban bajo programas, se puede hablar de entre 250 y 260 familias con las cuales trabajar: “El seguimiento es de un equipo interdisciplinario. Nosotros lo que veíamos es que muchas veces por ahí había un progreso de peso y de talla pero el problema de base seguía. La idea es hacer lo que nosotros denominamos un proyecto terapéutico individual, cada caso es un caso singular con sus particularidades y con una intervención particular por parte de un equipo. No es hacer lo mismo para todos igual sino que atender la especificad de cada caso”.
Bugatti remarcó la importancia de que sean los propios trabajadores quienes diseñaron el proyecto: “Muchísimas expectativas fundamentalmente porque parte de lo que nos parece central de este tipo de programas es que no fue hecho atrás de un escritorio por un técnico alejado de la realidad como se suelen hacer los programas clásicos de Salud, sino que fue realizado a partir de los propios trabajadores que son los que en el día a día ven la problemática en su consulta. Para nosotros eso es central tenemos varios equipos de gestión trabajando en distintos temas de la política de Salud que van a hacer desarrollar cuestiones similares en otros temas pero esa forma de trabajo que sean los propios trabajadores, los que viven el problema día a día y que generen las acciones para revertirlo, ahí es donde ponemos muchas expectativas”.

Autor: Redacción EcoDias