PARA VER Y CONSIDERAR Cine

Fecha: Martes, 12 Febrero, 2019 - 00:00

Mirai del futuro

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood nominó a una deliciosa animación japonesa.

El martes 22 de enero se anunciaron las nominaciones a los premios Oscar que se entregarán el 24 de febrero y hasta entonces los comentarios, estadísticas y pronósticos van a menudear.
Uno de los premios más discutidos y que ha ganado en relevancia por tratarse del género que más público lleva a las salas es el que se otorga al “Mejor largometraje de animación”, que este año tiene cuatro candidatas conocidas y una “tapada”, al menos para el público argentino.
El quinteto nominado incluye a Los increíbles 2, Isla de Perros, Wifi Ralph, Spiderman: un nuevo universo, todas
ya estrenadas en la Argentina y en la ciudad y la japonesa Mirai no mirai, que aún no tiene fecha de estreno asegurada.
Fue dirigida y escrita por Mamoru Hosoda, director y animador reconocido por
La chica que saltaba a través del tiempo (2006) y Los niños lobo (2012); producida por el Estudio Chizu y tiene como protagonista a Kun, un niñito que ha quedado unos días al cuidado de su abuela y está contento por la vuelta de sus padres hasta que le presentan a su hermanita recién nacida y comienza el conflicto.
La pequeña Mirai -literalmente futuro en japonés- atrae toda la atención de la familia y los amigos y eso lo lleva de un berrinche a otro, aunque cada vez que da un portazo y se va al jardín empieza a suceder algo raro.
Encuentra personajes -un príncipe con cola de perro, una adolescente que reconoce casi enseguida, un joven rengo, un tren que parece un dragón-, con los que comparte ensoñaciones o viajes en el tiempo, mientras va enfrentando miedos y viendo a su familia de otro modo.
El film fue estrenado en mayo de 2018 en el Festival de Cannes y desde entonces no ha dejado de cosechar alabanzas y premios, aunque no haya tenido una distribución tan amplia como los demás títulos mencionados y se ha convertido en la primera animación japonesa
en ser nominada al Oscar fuera del famoso estudio Ghibli.
Un abordaje de la llegada de los nuevos hermanos no exento de poesía, diferente al de Un jefe en pañales (Tom McGrath; USA) y otros de la temática, que probablemente no gane la estatuilla -que suele favorecer a Pixar-, pero cuya nominación puede impulsar su llegada a las salas.

Autor: Silvana Angelicchio