Transporte público de pasajeros Locales

Fecha: Lunes, 23 Abril, 2012 - 16:49

Marzo de lo peor

Comparando el último informe de la Comisión de Usuarios Testigos, con los realizados a fines de 2011, el resultado da que marzo fue el mes que más deficiencias presento respecto al sistema de colectivos en Bahía Blanca.

Llega un momento que escribir tanto sobre un tema pareciera ser juntar páginas y páginas sobre ese mismo problema. Sin embargo lo que se está haciendo es simplemente difundir el malestar y las quejas de los vecinos respecto a una temática en particular. En este caso se vuelve a tratar del sistema de transporte público de pasajeros que trajo algunas novedades en el último tiempo pero que aún sigue presentando dificultades al igual que hace varios años.
Las noticias tienen que ver con la ida -¿huída?- de Plaza del sistema y la incorporación y administración de nuevos colectivos para diferentes líneas por parte de la SAPEM. Pero el hecho de que se vaya Plaza, empresa que en palabras del intendente en ausencia, venía a traer el mejor sistema del país, no debe hacer olvidar la cantidad de falencias que viene sufriendo el sistema y que deben corregirse.
La Comisión de Usuarios Testigos, elaboró un nuevo informe, esta vez correspondiente al mes de marzo, con los datos que arroja la página de Internet que ofrece el método GPS. Bibiana Dicek, aclaró a EcoDias que dicho sistema presenta un margen de error de 2 a 10 unidades que puede que no aparezcan en la página aunque estén cumpliendo su recorrido: “Es decir tienen el GPS instalado pero por problemas en la red celular algunas veces no emiten señal y no aparecen. Después la información llega toda junta y queda guardad en lo que sería el historial”.
Más allá de este importante detalle, el de marzo resultó el peor mes respecto a informes anteriores, en cuanto al funcionamiento del transporte: “El día sábado 3 de marzo faltaban 19 unidades, el día domingo 4 de marzo faltaban 11 unidades, el día 13 de marzo en un horario no pico, es decir de 18 30 a 20 30, estaban faltando 18 unidades, el día 21 de marzo de 16:30 a 18 30 faltaban 29 unidades y en el horario base de 18 30 a 20 30 también faltaban 29 unidades”.
Todos estos datos corresponden a micros de las empresas Plaza y Mayo, teniendo en cuenta, se insiste, el margen de error del GPS, señalado anteriormente: “De todas formas la cantidad de coches que faltaron en circulación fue mayor que los últimos informes que habíamos realizado el año pasado”.
Rastreador Forunier presentó la ausencia de tres unidades pero no puede constatarse fehacientemente por la misma cuestión ya descripta: “El mes que viene vamos a tratar de realizar el informe con alguna otra metodología para que sea más certero el dato y poder superar este margen de error”.
Respecto a las frecuencias, si bien las mismas no fueron controladas, ya el dato de que tantos colectivos no hayan cumplido su recorrido, hace que, por consecuencia, tampoco se cumpla con las frecuencias establecidas: “El hecho de que falten entre 10 y 20 unidades, está significando que en todas las líneas está faltando un coche en circulación con lo cual la frecuencia directamente se rompe en determinados horarios, y eso hace que la gente espere mayor cantidad de tiempo. Esto por ahí no se nota tanto en líneas como la 517 que tiene una frecuencia de diez minutos pero sí se nota mucho más en líneas como la 519 A o la 509 o las líneas que circulan cada 17 o quince minutos”.

Ver para creer
Decíamos al comienzo que para reemplazar las líneas de Plaza, la municipalidad va incorporando colectivos que fueron comprados y que están siendo administrados por la SAPEM: “En estos días que empezaron a andar están funcionando mejor, la gente nos está diciendo que el funcionamiento mejoró y esperamos que esto se mantenga en el tiempo porque recién empiezan. Que el buen servicio se mantenga en el tiempo y se vaya dando también en las restantes líneas”.
Inclusive, dijo Dicek, en las líneas de Rastreador Fournier que si bien cumplen las frecuencias y el horario, tienen otros muchos aspectos que mejorar: “Por ejemplo el tema del estado de las unidades, la higiene, la publicación de los horarios que también estaría bueno que los den a conocer a los usuarios, si bien uno puede llamar a la empresa y el horario te lo dan enseguida, publicarlo de manera masiva. Todas las cuestiones que venimos pidiendo hasta ahora, tanto para las líneas de Plaza como para las de Rastreador Fournier”.
Tampoco hay que olvidar la deuda que existe sobre las adaptaciones para el transporte de las personas discapacitadas: “Es un reclamo que venimos planteando mes a mes en todos los informes que realizamos porque sabemos que es algo que no se cumplió nunca el tema de las rampas para discapacitados así que esperamos que se generen las adaptaciones necesarias a los colectivos para que todas las personas puedan usarlos”.
Con las nuevas noticias, se notó un pequeño cambio en el transporte público lo cual hizo encender una llama de esperanza de que el sistema pueda corregirse: “Creemos que el servicio va a mejorar, que también se va a tener en cuenta este aspecto y se le colocarán las adaptaciones necesarias. Hay una mayor esperanza de que mejore, de todas formas hasta no verlo en la calle es difícil creer, más después de tanto tiempo y tantas promesas incumplidas. Pero sí, es como que la esperanza se renueva”.

Remake del 2006
La compra de los nuevos colectivos trajo consigo algunas polémicas ya que los mismos no cuentan con las adaptaciones para discapacitados lo cual despertó las quejas de los usuarios que no pueden tomar un colectivo por este importante detalle: “Es la misma película, es una remake del año 2006, exactamente lo mismo. La misma gestión, distintos intérpretes, incluso da la graciosa coincidencia de que en su momento el reclamo fue a un intendente interino y ahora otra vez es un intendente interino”, señaló Jorge Berrondo a EcoDias y agregó que no solo las unidades nuevas no están adaptadas, sino que la 505 que pasó a manos de Rastreador Fournier tampoco lo está. Por otra parte, el caso de la 502 es emblemático ya que se trata de la línea que transporta personas a IREL con todo lo que ello significa: “Los elevadores que quieren traer que son muy lindos por afuera pero que en la práctica te tienen que levantar un metro veinte, necesitan para su funcionamiento correcto que cada vez que llegan a una cabecera sean mantenidos. Entonces quiero ver el costo real de tener en cada cabecera de cada línea, gente manteniendo los elevadores. Y además no nos olvidemos de que con una puerta ancha, sin escalones, con los pasamanos adecuados, uno puede subir con la silla de ruedas mientras alguien desciende”. En cambio, señaló, este modelo de colectivos adquirido no tendrá ese tipo de puerta mientras que el elevador tiene un funcionamiento de salida y entrada, mínimo de tres minutos”.
Para estos días, habrá reuniones con la empresa marplatense que traerá los elevadores, gente de la UTN local, personas discapacitadas y especialistas por ellos consultados.
Berrondo, destacó como positivo el compromiso de que no se compren más colectivos hasta no asegurarse de que el modelo de adaptación sea el más eficiente: “No nos sirve ni un calco ni un logo que diga accesible para personas con discapacidad. Nosotros queremos que se cumpla en la realidad si no la gente no se puede integrar, no puede ir a trabajar, no puede tener una vida digna porque la primera fuente de integración además del trabajo es poder trasladarse”.

Beneficios para usuarios frecuentes
El concejal por el Frente Amplio Progresista, Manuel Mendoza, elaboró un proyecto para que se otorguen beneficios en la tarifa de colectivos de usuarios frecuentes del sistema. En diálogo con EcoDias, el concejal explicó: “Lo que nosotros pretendemos es que todos aquellos usuarios frecuentes del sistema público de transporte tengan algún beneficio. Primero porque es la única manera que podemos lograr que el usuario se vuelva a subir al transporte público de pasajeros. Nosotros sabemos que desde que está Plaza en Bahía Blanca ha habido una gran disminución de los usuarios porque el sistema no era un sistema que respetaba las frecuencias, los colectivos no estaban limpios, eran colectivos viejos. Es decir, del mejor sistema de transporte del mundo que nos vendieron, fuimos el peor sistema de transporte que la ciudad ha tenido en toda su historia”. Por esa razón, destacó, se debe recuperar al pasajero y una de las formas, además de que se respeten las frecuencias y los micros estén adaptados, es mediante algún beneficio económico para el pasajero: “Es para los pasajeros que usan cuarenta, sesenta u ochenta pasajes, se les haga un descuento del 10, 15 o del 20 por ciento, respectivamente. De esta manera lo que estamos haciendo es en lugar de cargarle 40 pasajes, se le estarían cargando 44, y al de 80, 96.
Cuando vas a cargar la tarjeta a principios de mes, cargas el equivalente a 80 pasajes y en lugar de 80, te acreditan 96, lo mismo que se hace cuando se hace una carga por tarjeta telefónica, el sistema es más o menos lo mismo”.
Según informó, la validez de los pasajes sería de 30 días hábiles.
“Esto supongo que habrá que seguirlo charlando, ya está pasando por las distintas comisiones donde tendrá que ser evaluado y ver si es factible o no”.
Señaló Mendoza que esta estrategia se utiliza en otros lugares del mundo donde además se premia a aquellos negocios cuyos empleados utilicen colectivos: “Hoy fijate que se está tratando de implementar un sistema de movilidad donde al usuario del auto tampoco se le va a permitir estacionar en el microcentro. Si no pueden llegar con el auto y el sistema de transporte público no funciona, la verdad es que estaríamos complicados. Por eso, y juntando con el sistema integral que se pretende, decimos de hacer algo que también beneficie al pasajero y que lo incentivemos a que suba nuevamente al micro”.

Autor: Redacción EcoDias