30 años Derechos Humanos

Fecha: Lunes, 16 Abril, 2012 - 12:39

Malvinas

“En 1982, Argentina perdió una guerra pero no los derechos soberanos sobre las islas; las Malvinas son y serán argentinas”, dijo Ramón Romero, presidente del Centro de Veteranos bahiense. En una mañana soleada, cientos de concurrentes, se emocionaron ante las fotografías del Monumento de la calle Cuyo y La Falda.

Ex combatientes, familiares, autoridades municipales, militares, concejales y comunidad educativa junto a organizaciones sociales y culturales se convocaron a las 10 hs. en el día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. La actividad comenzó la noche anterior, con la vigilia que reunió a un gran número de asistentes.
Con los saludos castrenses, el protocolo del acto continuó con las palabras del sacerdote Fuhr, que recordó a los jóvenes desaparecidos en el territorio sur. Posteriormente, la Agrupación Chicos de la Plaza del Tambor de Tacuarí entregó una bandera a los integrantes del Centro.
“Siempre en ti y en nuestros corazones, viven Malvinas”, respaldaba el poema leído por una docente. Para sumar anécdotas del gaucho Rivero, se presentó Horacio Catalani, el relator oral bahiense. A continuación, se colocaron las ofrendas florales en memoria de los fallecidos, la misma fue cerrada por los ramilletes de familiares. También, una vecina bordó un cuadro con la imagen de la Virgen que llevaron los combatientes a las Islas, que le fue entregado como regalo a los representantes de todos los ex combatientes. Para finalizar la evocación, se plantaron dos araucarias en las inmediaciones del cenotafio, y se hizo un minuto de silencio.

Palabras
“La historia de los últimos 30 años ha marcado un antes y un después en nuestras vidas. Hoy se cumplen 3 décadas del inicio de las operaciones contra el Reino unido de Gran Bretaña, y una vez más, estamos en este lugar para rendirle homenaje a los heridos, los mutilados que aún sufren las consecuencias de la guerra, a los que descansan en Malvinas y en las profundidades del Atlántico Sur, a los que desbordados por sus emociones terminaron por ponerle fin a sus vidas, a las mujeres y ciudadanos civiles por su comprometida solidaridad, a las viudas, padres e hijos de veteranos que padecen el efecto irremediable de la ausencia, y los que lograron sobrevivir”, reflexionó Romero. “Las Malvinas se han vuelto una causa muy importante para nuestro sentimiento y ahora tiene que ver con un gran compromiso con la paz. El 2 de abril es un día especial para nosotros, pero no debemos repetir los errores del pasado, ya que la soberanía de las islas Malvinas es un objetivo nacional. La soberanía es un anhelo histórico, en especial por la memoria de quienes entregaron su sangre y su vida”.
El cierre del acto lo hizo el intendente Bevilacqua, que se dirigió, especialmente, a los familiares de veteranos y caídos: “Para aquellos que tuvimos algún acercamiento con esa fecha, no importa la edad que teníamos, nos sirve para ver que el tiempo ha pasado, nos da perspectiva y nos permite ver que no hacemos una apología de la guerra”. Y declaró que “somos un pueblo de paz, las circunstancias que nos llevaron no son objeto de culpamiento en este momento. Los derechos que tenemos desde 1833 son innumerables, nos sobran los motivos para decir que las Malvinas son argentinas desde el derecho. Tratar de ver qué significa la causa Malvinas para nosotros, tiene que ver con el sentimiento, con un grupo de personas, algunos de carrera militar, otros conscriptos como me tocó a mí”.
En recuerdo a los caídos agregó: “Los que fueron a Malvinas cumplieron con algo mayor a un juramento, lo hicieron por el sentimiento. Cumplieron porque ellos no eligieron el destino pero sí el camino hacia la gloria que hoy tienen, lo hicieron desde el lugar que estaban ocupando, desde una trinchera, pusieron de sí lo mejor, y lo hicieron por todos nosotros y por la Argentina. Malvinas no deja de ser causa nacional, porque esta dentro de todos nosotros”.

Reivindicaciones
Romero enumeró los logros a lo largo de estos últimos años: la finalización de la obra de Cuyo y Zelarrayán, que luego de estar varios años interrumpida, finalmente, se convirtió en el
Centro Cultural y de Gestión “Islas Malvinas”, destinado a actividades comunitarias.
“Es satisfactorio el funcionamiento de PAMI Veteranos de guerra, el programa de atención al síndrome postraumático del veterano y a sus familiares que ha puesto en marcha el Ministerio de salud de la provincia de Buenos Aires con la participación del Hospital Militar 181”. En cuanto a la colaboración de las autoridades, se agregó que sigue siendo “prioritario resolver necesidades habitacionales de muchos de los veteranos, la municipalidad esta trabajando en la solución. A fines del año pasado habilitamos la sede social en la calle Caronti 61, donde funcionarán consultorios médicos y de atención de psicología, dependencias administrativas, sitios para reuniones de trabajo, lugares para el esparcimiento”, por lo cual agradecieron al Centro de Jubilados Cono Sur que facilitaron el espacio.


Autor: Redacción EcoDias