AEFIP Gremiales

Fecha: Lunes, 12 Diciembre, 2011 - 10:13

La unión de la familia impositiva

La conducción de AEFIP realiza su balance anual a partir de los objetivos trazados al inicio del año.

A pesar de no haber podido alcanzar una meta importante como la que refiere a la cuestión salarial, ese hecho no empaña lo bueno que ha ocurrido durante este 2011 en la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos. Así lo entiende su dirigencia que, representada por su secretario general Luis Serra, dialogó con EcoDias acerca del balance que hace el gremio de este año: “El balance es positivo. A nivel local nuestro gremio durante este año tuvo oportunidad de desarrollar un sinnúmero de actividades, gran parte de lo que proyectamos se cumplió y estamos muy satisfechos por eso. A nivel nacional el gremio también tuvo un fuerte crecimiento en muchos aspectos, simplemente nos quedó un tema que fue motivo de un conflicto que vivimos en los últimos meses que tiene que ver con una recomposición salarial que este año no conseguimos hasta ahora”.
En el ámbito local, se apuntó a “buscar la unión de la familia impositiva que es tratar de no sólo tener contacto con los afiliados sino poder reunir a la familia, en algunas oportunidades lo logramos. Proyectamos algunas actividades para tratar de acercar a los afiliados en talleres de distinto tipo, también eso se cumplió. Y después el trabajo habitual del gremio se desarrolló normalmente, no hubo conflictos de importancia durante este año a nivel local. Así que en ese sentido estamos satisfechos por los resultados logrados”.
Un factor que estuvo presente permanentemente en la labor de AEFIP fue la inclusión de los adultos mayores dentro de las actividades: “Al igual que en otros años, nos ocupamos en tratar de llegar a los jubilados con distintos talleres y otras actividades que hemos desarrollado para ellos, que sirvieron. La idea era tener un contacto más cercano con ellos, los talleres tenían ese objetivo”.
Por otro lado, tiempo atrás se había conseguido la adquisición de un predio propio y fue en 2011 cuando se le dio marco al proyecto que se quiere desarrollar allí “darle una cierta forma, plantear qué es lo que queremos hacer con lo que hoy ya está construido y hacia dónde queremos ir. Eso está planteado como proyecto para el año que viene”.

Parte del modelo
En octubre la mayoría del electorado nacional le volvió a confiar su voto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Serra se refirió a este hecho y al apoyo de AEFIP a la actual gestión presidencial: “Nosotros formamos parte del modelo que se viene desarrollando a nivel nacional. Creo que somos un pilar muy importante de este modelo que es trabajar el tema de la recaudación impositiva y la seguridad social, eso ha quedado demostrado en los números. La recaudación nuestra ha venido creciendo sostenidamente, y eso es de fundamental importancia para el desarrollo de los proyectos nacionales como para el desarrollo de los proyectos provinciales”.
Acerca de lo que se avecina en el futuro, Serra señaló: “Lo veo bien, nos enfrentamos a una etapa en donde el modelo quizás tenga que hacer algunos ajustes, y en lo que tenemos confianza todos es que el país siga creciendo obviamente. En el caso nuestro, que la recaudación se siga fortaleciendo como pilar fundamental para poder después desarrollar otras políticas. Sin recaudación tributaria y seguridad social es imposible que el Estado pueda realizar muchas de las políticas sociales y mucho de lo que ha sido el desarrollo de infraestructura que ha hecho en los últimos años”.
La mirada al próximo año, Serra también la hizo en referencia a las aspiraciones de AEFIP: “Apuntamos a que este pequeño inconveniente que hemos tenido este año que ha sido no lograr una recomposición salarial, la podamos lograr el año que viene. Estamos bien salarialmente, no nos podemos quejar por eso, simplemente que frente a todos los demás trabajadores que todos los años han venido recibiendo aumento, nosotros este año en particular no lo tuvimos. Tiene algún impacto el hecho que las cosas tienen un aumento, han aumentado los valores y eso también impacta en el bolsillo del trabajador. De cualquier manera, comparado con el resto de los trabajadores nosotros siempre hemos tenido muy buenas condiciones salariales y de trabajo”.
Habitualmente, la seccional local de AEFIP sigue las negociaciones a través de la paritaria nacional de los estatales que suele empezar entre mayo y junio, “entonces no sabemos si vamos a poder empezar a hablar de este tema con anterioridad o nos vamos a tener que atener a que se resuelva la paritaria nacional primero. Ojalá podamos empezar a tratar este tema a principios del año que viene”.

Proyecto parado
En estas páginas se ha explicado acerca de un proyecto de AEFIP que incluye como beneficiarios a los trabajadores en edad de jubilarse.
Se trata de un sistema previsional complementario, un sistema de ahorro en el que el trabajador hace un aporte adicional mínimo a lo largo de su vida laboral, que se va incrementando a medida que se va acercando a la jubilación: “El sistema exige que uno aporte treinta años como mínimo, con lo cual si uno se inicia ahora en el sistema y no llega a cumplir los 30 años, los va a terminar de aportar estando jubilado. A pesar de eso el sistema le empieza a complementar descontándole la parte del aporte que le falta. Tiene una serie de ventajas muy importantes porque es un sistema privado, no hay apoyo estatal, se nutre de los aportes de los afiliados activos, exige un recambio generacional, básico para cualquier sistema previsional, y la experiencia más cercana que tenemos es la caja previsional que tiene la Aduana, que funciona desde hace más de 25 años y perfectamente”.
Esa iniciativa no logró cristalizarse todavía y es una de las diferencias que la conducción local, dijo Serra, tiene con el actual administrador federal: “Él nos pidió que ese proyecto tuviera un acompañamiento importante de la gente. Nosotros hicimos un trabajo muy importante a nivel gremial para convencer y hacerles entender a nuestros compañeros de qué se trataba el proyecto y cuáles eran sus beneficios. Lo logramos, obtuvimos un consenso muy importante pero él aún así no estuvo dispuesto a firmar el proyecto junto con el gremio, porque una de las condiciones para ponerlo en marcha es que debe tener la firma del empleador, en este caso la administración federal, y nosotros. Él no estuvo dispuesto a firmar ese proyecto y es una de las diferencias que tuvimos con él”.
A pesar de ello, la idea del gremio es continuar trabajando para que el proyecto se haga efectivo: “Seguimos impulsándolo, creemos que hoy lamentablemente el sistema previsional público -al cual apoyamos- no está en condiciones de sostener jubilaciones de cierto nivel. Está en condiciones de pagar determinados montos de jubilaciones y entendemos que este tipo de sistema complementario puede ser muy efectivo”.


Autor: Redacción EcoDias