CTA Locales

Fecha: Lunes, 18 Junio, 2012 - 14:36

En reclamo

La regional Bahía Blanca- Coronel Dorrego de la CTA, en conjunto con varias organizaciones sindicales, adhirió el viernes 8 al paro nacional. Entre otros reclamos, se inscribía el del pago a los docentes que se incorporaron a la actividad educativa en marzo último y aún no han percibido salarios. La palabra de Enrique Gandolfo, secretario general de la regional de la CTA.

 La regional Bahía Blanca- Coronel Dorrego de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) adhirió el pasado viernes 8 de junio a un paro nacional que incluyó, en todo el país, movilizaciones, cortes de ruta y manifestaciones frente a las sedes de gobierno. En nuestra ciudad, la protesta se cumplió frente al Palacio Municipal de Alsina 65. Las motivaciones “tienen que ver con las condiciones de vida que afectan al conjunto de los trabajadores”, dijo Enrique Gandolfo, secretario general de la regional bahiense de la CTA.
En concreto, puntualizó, “estamos reclamando el derecho a paritarias libres que no estén condicionadas por los gobiernos en torno a tener topes salariales y discutir condiciones de trabajo”.
“Otro reclamo que afecta a miles de trabajadores es el de considerar al salario como ganancia empresaria. Muchas veces lo poco que se gana en aumentos de paritarias se lo lleva la AFIP, no produciendo en la práctica un aumento salarial concreto. Decimos que es una barbaridad, que el salario no debe ser equiparado a las ganancias empresarias y que debe eliminarse el Impuesto a las Ganancias sobre los haberes de los trabajadores”, agregó Gandolfo en diálogo con el programa radial La Máquina de Hacer Mañana, que se emite por LU3 Am 1080.
La carga tributaria afecta a los salarios proporcionalmente a su volumen. Sin embargo, y “más allá de las cifras, nosotros decimos que es una cuestión de principios: el salario no es ganancia empresaria. Que los impuestos los paguen sobre todo los que más los evaden, que son los ricos de la industria y los del campo, o los jueces que no pagan Impuesto a las Ganancias. Habría que afectar los intereses de los que más tienen y no los de los que trabajamos por un salario como modo de supervivencia”, opinó el referente gremial.
También en el plano nacional, “otra cuestión es la discriminación que sufrimos muchos trabajadores en cuanto a no cobrar las asignaciones familiares por la existencia de un tope que marca que a partir de los cinco mil pesos no se cobran las asignaciones por hijo”.
 A estos reclamos, se suman otros locales. Entre ellos, “la plena solidaridad de la CTA con los reclamos de los trabajadores de (el frigorífico) Villa Olga, que hace nueve meses que no cobran un peso, y de los pescadores artesanales afectados por las tareas de mantenimiento del dragado del Puerto”.
A esto se agrega además, el reclamo de los trabajadores judiciales, “algunos de los cuales no han cobrado un peso, y se va a reclamar por el derecho a huelga y la devolución de los salarios caídos”.
Por otra parte, añadió finalmente Gandolfo, “en el caso de los docentes, todos los que ingresaron a partir de marzo no han cobrado sus haberes. Por lo tanto, hay una decisión de la Asamblea de SUTEBA del martes pasado de terminar la marcha con una ocupación pacífica del Consejo Escolar, reclamando una inmediata solución al tema, teniendo en cuenta el carácter alimentario de los salarios”.
Esta demora en el pago de haberes a los docentes se debe, según expresó, a “un problema en las dependencias de contralor con los empleados que trabajan allí. Pero más allá de los reclamos de los trabajadores, nosotros hacemos responsable al gobierno de (Daniel) Scioli, que desde hace tres meses se desentiende de este asunto, produciendo así el hecho de que no se perciban los haberes”.

Autor: Redacción EcoDias