La crítica Cine

Fecha: Lunes, 23 Abril, 2012 - 16:41

Drive: Acción a máxima velocidad

El trailer oficial; los primeros minutos de este thriller o el título en inglés y subtitulo redundante -“drive” tiene varias acepciones como conducir, golpe y persecución que deben haber sido demasiado para lo distribuidores-, podrían asimilarlo con los uno de tantos films “de autos” rugientes y carreras clandestinas, que siguen el rastro de dólares de Rápido y furioso (Rob Cohen; 2001), pero esa jamás fue la intención del director o de Ryan Gosling, actor principal con mucha ingerencia en la producción.
De hecho, se trató de evitar el exceso de efectos y volver la mirada a la dureza y parquedad de los film con Steve McQueen -la influencia de Bullit (Peter Yates, 1968) es evidente-, Clint Eastwood o Lee Marvin de los setenta y principio de los 80.
El protagonista es un conductor distante, habilidoso y pluriempleado de Los Ángeles, que se desempeña con la misma solvencia como mecánico en un taller, doble de riesgo en cine y de tanto en tanto, chofer y campana en algún robo.
Su mejor herramienta parece ser el control, algo que va perdiendo de a poco a causa de su lealtad a un jefe poco dotado para los negocios; el cariño hacia una joven vecina y su pequeño hijo y las amenazas de un par de gangsters.
Acción pura en el comienzo y el largo desenlace, con mucho de retrato psicológico con tempo a la europea en el medio. Algo que irritó a muchos espectadores “pochocleros”, pero le valió el premio a mejor dirección en Cannes a su director: el danés Nicolas Winding Refn.
Una bocanada de aire fresco para el subgénero “fierrero” entre tanto ruido y posproducción digital -los tiene en justa medida-, pero le debe casi demasiado a las fuentes mencionadas, a la estética de Michael Mann, a algún film asiático -la sombra de Sonatine (Taheshi Kitano; 1993) se proyecta sobre la impresionante escena en el ascensor- y quizás a las fabulas tradicionales, porque deja flotando una moraleja oscura -el gran escorpión que luce el protagonista en la espalda de su campera favorita no está allí por casualidad- sobre los peligros de bajar la guardia y confiar.
Y por ultimo, aunque no menos importante, destacar lo acertado del casting -elección del intérprete adecuado para cada personaje- y especialmente la música, que siendo contemporánea logra recrear la atmosfera de los 80.

Título original: Drive
Dirección: Nicolas Winding Refn
Guión: Hossein Amini, basado en la novela de James Sallis
Música: Cliff Martínez
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Origen: USA - 2011
Intérpretes: Ryan Gosling, Carey Mullingan, Bryan Cranston, Albert Brooks, Ron Perlman
Calificación: Sólo apta para mayores de 16 años.

Autor: Silvana Angelicchio