TEATRO Cultura

Fecha: Martes, 19 Junio, 2018 - 00:00

Como en la vida

"Hay que esperar es una frase que oímos y decimos muchas veces" y es el disparador de una obra que pone en escena múltiples artes.

El título es disparador muy significativo, "Hay que esperar" alude al tiempo y a la esperaen la vida humana, esto sucede en el arte en general, en la literartura y en el teatro en particular, "no son temas nuevos, en realidad ya sabemos que los temas que ocupan desde siempre al hombre son recurrentes".
La obra es apta para todo público y contó con el auspicio del Fondo Municipal de las Artes del Instituto Cultural de Bahía Blanca. Está dirigida por Jorge Habib, "sobre el escenario convergen varios ingredientes: algo de arte circense, algunas historias, algo del tiempo, algo de nosotros, como en la vida", jugó Prost a la hora de describirla. ¿Cómo es posible que muchos artes se conjuguen en una obra? Según la narradora, "todo fluyó de manera casi espontánea, como jugando". La construcción de la obra comenzó con la idea, "fue Jorge (Habib) quien disparó la inquietud de combinar arte circense y textos, y charlamos con los integrantes del Dúo Guiño, compuesto por Yamila Arzua Rinaldi y Nicolás Diez, que se prendieron en la propuesta". El elenco estaba armado, era la hora de poner el foco en el conflicto a relatar en el escenario, "teníamos que encontrar lo que queríamos decir, ese proceso de búsqueda es genial, porque uno encuentra y encuentra y encuentra. A veces lo que se encuentra no tiene nada que ver con eso que se buscaba; o quizá se buscaba para encontrar eso que uno en ese momento no sabía, al menos conscientemente, que buscaba. Toda búsqueda lleva siempre a un descubrimiento". El entusiasmo por encontrar y por poner en palabras, llevó a cada uno de ellos, a un mismo sitio: la espera. "Sabíamos que había una espera. Como en la vida. Uno se la pasa esperando algo: la tarta en el horno, esa llamada, el título, el resultado de un análisis, un nacimiento, un premio. Mientras esa espera permanece, vivimos. Nada más ni nada menos. Y la obra se centra allí: en esa espera".
Circo, teatro y cuentos son los formatos elegidos para desplegar sobre el escenario este "Hay que esperar", una temática del transcurrir humano que en tiempos de inmediatez y redes sociales nos deja enojados y vulnerables. ¿Quién quiere esperar, cuánto llega esa espera, qué hacemos mientras tanto? Sin dudas, el teatro vuelve sobre su objetivo, describir el conflicto humano, su compleja red de relaciones y su dirimir cotidiano. El paso del tiempo es, prácticamente en todos sus aspectos rechazado por la sociedad contemporánea, quizás en el escenario pueda verse que esperar es parte de la vida, sección fundamental de los procesos de vida.

Autor: Redacción EcoDias