Opinión

Fecha: Martes, 12 Febrero, 2019 - 00:00

¿Pueden los pueblos del mundo liberarse del capitalismo?

Quiero responder a esa pregunta. Antes diré que ya llevo unos 8 años que no puedo leer porque casi no veo, no oigo, cumpliré en unos días 93 años y tuve una enfermedad muy cruel de la que me cuesta curarme.
Dediqué casi toda mi vida a leer, estudiar, proyectar y trabajar para mi país. Si se enteraran de todo lo que hice por el país..., y jamás le pedí un centavo.
Estoy recluido en mi casa, llevo 8 años sin salir.
Los pocos amigos de entonces, ya se fueron.
Varias veces citaré a Víctor Hugo y su libro “Los miserables”.
Intensos debates y luchas sin cuartel se desarrollan en mi mente.
Aun así no dejo pasar un día sin tratar de estar al tanto de lo que pasa en mi país y en el mundo, donde todo cambia.
Recuerdo una canción que decía en una de sus estrofas: “Hoy te quiero más que ayer / Pero menos que mañana”.
Hoy estamos peor que ayer y mucho peor será mañana.
Sigo los cambios del mundo, se cumple el ciclo histórico del capitalismo, y todos los pueblos del mundo enfrentan a casi 200 países capitalistas y sus gobiernos que se rigen por dicho sistema.
Vuelvo a Los Miserables y a esos dos personajes. Jan Valgean, quien robó por hambre y adopta una pequeña niña cuando logra fugarse de la cárcel, se convierte en el hombre de trabajo y de bien.
El otro personaje es el inspector de policía a quien le asignan su caso, y solo vive para apresarlo y enviarlo a la cárcel. Y cuando su prisionero logra fugarse, solo vive para volver a apresarlo y devolverlo a la cárcel.
No importa que hayan pasado 30 o 40 años, que su delincuente sea ya otra persona: él solo quiere apresarlo y devolverlo a la cárcel.
No importa que el mundo ya no es el mismo de hace 40 o 50 años al 2019: el capitalismo -como el inspector de policía- solo vive para mantener encarcelados a los pueblos y a sus países convertidos en cárceles.
Sé que algunas personas leen mis notas, pero sé que para mis condiciones físicas (no mentales), he quedado rezagado y en inferioridad de condiciones y entre mis dudas y debates están las de saber “si debo retirarme a tiempo” (mi mente se niega, la realidad es otra).
Sin cambios en el mundo, si los pueblos no alcanzan a comprender la necesidad de crear un nuevo sistema mundial, poco podemos esperar como aspirantes a “seres humanos”.
¡Que las cosas cambien! Solo veo solución y continuidad de esta especie dotada de inteligencia, buscando una salida, una humanidad más social y más humana (aun dentro de un contexto y formas capitalistas) si se da cuenta que el capitalismo concluyó su ciclo histórico, y que la humanidad -o sea los pueblos- han crecido y están en rebelión, pues sus necesidades como humanidad no están satisfechas. Un nivel mundial como el capitalismo lleva siglos de existencia.
Dicho sistema convirtió a los pueblos que viven en la tierra en una cárcel de pueblos.
El hombre no alcanzó su verdadera dimensión humana.
El capitalismo culmina su etapa construyendo un mundo regido por el crimen organizado, por la división de clases sociales y las enormes desigualdades sociales.
De Mao: “Destruir, para luego construir”.
Cambiar al hombre con 200 años de esclavitud intelectual y económica no es tarea de un día.
Trump habla de enviar a Colombia 5 mil soldados. ¿Colombia teme una invasión de Venezuela?
Maduro denuncia que lo mismo que paso en Libia, nos quieren hacer en Venezuela.
Lo que nos está pasando en Argentina es insignificante con lo que está pasando en el mundo.
La corrupción del gobierno y sus seguidores, pasa también en cada uno de los países gobernados por lo que el capitalismo creó.
Aquí están reflotando el atentado a la Embajada de Israel, lo de la AMIA, lo del fiscal Nisman.
Quiénes fueron los autores intelectuales, quiénes participaron, la misma comunidad judía se sorprendería.
Como en Estados Unidos se sorprenderían cuando se descubra quién mató a Kennedy.
Dejemos que la vida sea quien decida si sigo escribiendo o no.

Autor: Por Aron Berstein